El ciberacoso es una realidad desgraciadamente cada día  más común.

Las redes sociales y los nuevos dispositivos móviles tienen múltiples ventajas, pero también son una falla fácil para los ataques, las amenazas y las coacciones entre menores gracias a su supuesta invisibilidad e incluso anonimato.

  1. No compartir datos personales ni fotos íntimas con conocidos ni desconocidos.
  2. Dedícale un tiempo a analizar los ajustes de privacidad de las cuentas y que solo sea visible la información que realmente quieres.
  3. No les prohíbas el uso del ordenador, el móvil o internet. Es mejor hablar con ellos sobre su uso positivo y beneficios así como sobre cuáles son sus riesgos y peligros. La comunicación y la confianza siempre son las mejores armas.
  4. Utiliza programas de control parental o coloca el ordenador en una zona común de la casa. También es interesante marcar horarios de uso de internet y los dispositivos móviles.
  5. No hagas en el mundo online lo que no harías en el offline, es decir no envíes fotos comprometidas ni distribuyas a la ligera tus datos personales.
  6. Conciénciales de que hay que contar hasta 10 antes de contestar. Ante un mensaje preocupante o intimidatorio siempre es mejor no contestar.

5 Útiles consejos para prevenir el bullying.