El ecosistema educativo tiene un triángulo esencial: estudiantes, padres y profesores.

Lo demás es contexto. Si este se sitúa en el centro de gravedad, algo va mal. Los análisis sobre educación tienen un peligro casi invisible: la paralización fascinada por lo mal que estamos. Descalificar sin analizar es injusto y analizar sin proponer alternativas, estéril.

La falta de sintonía entre padres y profesores es un notable problema de cualquier sistema educativo. No solo por sus posibles consecuencias catastróficas directas, sino por la desoladora cantidad de sinergias frustradas. Los desacoples de actuación entre padres y profesores y el malestar difuso que desencadena en la comunidad educativa.

Frecuentemente existe entre los padres de familia un conocimiento muy superficial acerca de los gustos, intereses y aficiones de sus hijos. Por medio de la comunicación se consiguen mejores elementos e información para responder a las necesidades, metas y anhelos de cada uno de los miembros de la familia.

Las conversaciones en donde todos intervengan y no se juzgue ni ridiculice a nadie, los juegos y actividades como sembrar árboles, narrar o leer cuentos o leyendas, etcétera, sirven para lograr lo anterior.

Por eso te presentamos este video. Contiene 7 increíbles consejos para que esta relación tan importante no sea una misión imposible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí