La inseguridad y la falta de maestros son un gran problema para el estado.

600 escuelas de Guerrero no participarán en este regreso a clases. Desde el año pasado se suspendieron actividades en la sierra ya que hay mucha violencia en la zona. Ya en noviembre, los profesores no regresaron a dar clases y suspendieron los protocolos de clausuras académicas.

Casi 300 planteles han cerrado por el absentismo generado por la movilidad de los docentes. Pues son enviados por tres o cinco meses. Pero al concluir su contrato, se van a otros lugares.

Las autoridades trataron de restablecer el servicio educativo ofreciendo transporte para los maestros. Por desgracia este sistema que solo sirvió un par de veces porque nuevos incidentes de violencia en la zona obligaron a suspender el traslado del personal educativo.

Dos batallones de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se harán cargo del Operativo regreso a clases. El secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, señaló que estos protocolos serán coordinados por la Secretaría de Marina, en Acapulco, y en Chilapa por el Ejército.

La Asociación de Tutores y Padres de Familia de Guerrero expresó su satisfacción por el despliegue militar. Aunque es muy difícil adivinar cuáles escuelas no participan en el regreso a clases al concluir este periodo de vacaciones. Se está garantizando la seguridad con el despliegue de efectivos del Ejército Mexicano en 250 planteles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí