La educación que reciben los alumnos los prepara para un mundo ya obsoleto.

De todos los estudiantes que entran a la escuela ahora, un 65% acabará en trabajos que ni siquiera han sido inventados aún. Así que, ¿qué pueden hacer los profesores ahora para preparar a sus alumnos hoy, de cara al futuro tecnológico con el que se encontrarán en unos años?

Aquí 5 consejos que se pueden implementar inmediatamente:

1) Usa videos en tus clases

De alguna manera todos sabemos que un video es una gran manera de consumir contenido pero cuando se trata de enseñar, algunas personas siguen aún empeñadas en comunicar contenido en un medio. Lo genial de los videos es que es una fusión de varios medios, así que puede ser atractivo para estudiantes que tengan distintas maneras de aprender.

Tan solo retenemos un 10% de lo que leemos, un 20% de los que oímos y un 30% de lo que vemos, pero si unimos estos tres sentidos, como lo hacen los videos, retenemos un 50% de la información que recibimos. Parece una buena razón para probarlo, ¿no?

En el pasado, los videos eran escasos pero hoy en día se suben 48 horas de videos a Youtube… ¡cada minuto! Así que por qué no empezar a incorporar videos a tus clases. Los videos de Khan Academy son manera sencilla de empezar y un recurso fantástico.

2) Incorpora videojuegos a tus clases

Si hay un medio aún más cautivador que los videos, esos son los videojuegos. Retenemos un 80% de las experiencias personales que vivimos y los videojuegos pueden proporcionarnos esas experiencias. Como sabemos, los videojuegos están en todas partes; “uno de cada cuatro adolescentes” usa videojuegos según un artículo del Dr. Fco. Javier Lavilla Royo, del Departamento de Nefrología de la Universidad de Navarra.

Los profesores coinciden en que los juegos pueden enseñar a trabajar en equipo y a adquirir habilidades vitales como la solución de problemas, comunicación y negociación, además de incrementar la motivación estudiantil. Los videojuegos estimulan el cerebro y producen dopamina, la cual ayuda a orientar la atención e incentiva la creación de conexiones entre neuronas; estas conexiones son la base física para el aprendizaje.

 

Dependiendo de la edad en la que esté tu grupo de alumnos, variarán el tipo de juegos que puedes usar. Existen también una serie de juegos de agilidad mental para alumnos más adultos pero también podrías usar entornos virtuales online gratuitos como secondlife.

3) Diseña el temario para incentivar el aprendizaje a través de soportes móviles

Un profesor puede animar a sus estudiantes a estudiar a través de soportes móviles (como un smartphone o tableta) o en pequeñas dosis al asignarle contenido adecuado como fichas, definiciones o fórmulas, o dividiendo contenidos extensos en partes más manejables. Por ejemplo, en vez de asignar capítulos enteros, divide el mismo en secciones. De esta manera haces que sea más fácil para los estudiantes que usan soportes móviles (también conocidos como estudiantes móviles) acceder a los mismos.

Un 52% de los estudiantes móviles estudian en la cama tras despertarse, un 46% estudia en la cama antes de irse a dormir, un 55% cuando están esperando en una cola y un 74% mientras viajan. En total, los estudiantes móviles estudian una media de 40 minutos más gracias a que estudian en soportes móviles.  Los estudiantes móviles no se van a poner a leer un tomo gigantesco en el autobús de camino a la escuela pero sin embargo pueden llevar a cabo tareas más sencillas y aprovechar este tiempo si se lo facilitas. Usar GoConqr o e-books es perfecto para este propósito.

PREPARA A TUS ALUMNOS PARA EL FUTURO

4) Promueve la alfabetización y ciudadanía digital entre tus alumnos

La alfabetización digital se refiere a cómo entendemos la tecnología a nuestro alrededor, mientras que la ciudadanía digital habla sobre cómo nos vemos reflejados y reaccionamos ante ella. Cada vez que vemos un video o jugamos a un videojuego no podemos olvidar esta realidad; que lo que hacemos en internet tiene repercusiones en el mundo “real”.

Muchas actividades online que puedes encontrar hoy en día para adolescentes pueden tener efectos nocivos en ellos. Un 42% de los adolescentes reconoce haber ha puesto información personal en la red. Los estudiantes deben saber que cualquier cosa que hagamos online, buena o mala, deja una huella digital. Un 89% de las empresas usa alguna forma de red social para reclutamiento, así que ¡no ser consciente de la huella digital que dejan puede costarles a los estudiantes de hoy sus empleos del futuro! Promover la alfabetización digital y enseñar ciudadanía digital ayuda a los alumnos a ser conscientes de estos hechos.

Puedes promover desde sencillos consejos sobre etiqueta a la hora de redactar correos electrónicos, hasta cosas más complejas como evitar el cyberbullying o ciberacoso. Un paso que puedes implementar hoy mismo es el crear un blog en el que tus alumnos puedan aprender y documentar su creciente conocimiento sobre ciudadanía digital. Para obtener más información sobre cómo empezar a promover la alfabetización digital y enseñar ciudadanía digital, echa un vistazo a Eduteka.

5) Pon tu clase patas arriba

Una clase al revés (o flipped classroom cómo se le conoce en el mundo anglosajón) es un modelo de enseñanza invertido que proporciona instrucción en casa mediante videos interactivos, creados por el profesor o compartidos para que los “deberes” puedan ser debatidos en clase.

Esto le permite al profesor para pasar más tiempo con cada uno de sus alumnos y, a su vez, dedicar este tiempo a debatir cualquier área que los alumnos hayan encontrado más complicada mientras estudiaban la noche anterior. Todo ello ayuda a construir una relación alumno/profesor más cercana, lo cual ayuda a los alumnos a dominar un tema cuando estudian por su cuenta.

La naturaleza colaborativa de la clase ayuda a estudiar ya que hay un 70% más de posibilidades de retener lo que debatimos con otros. Un estudio, realizado por el instituto Clintondale en Detroit, mostró como antes de invertir una clase, más de un 50% de los estudiantes de primer grado suspendieron inglés y un 44% suspendieron matemáticas. Tras dar la vuelta a la clase, tan solo un 19% de estos estudiantes suspendieron inglés y un 13% suspendieron matemáticas.

Por tanto, puede ser buena idea incorporar este método en tu clase todo lo que puedas y ver si sientes mejoría en la capacidad de comprensión y compromiso de tus alumnos.

No Esperes Más. Prepara a tus Alumnos para el Futuro Ahora

Al incorporar cualquiera de estos aspectos a tu clase ahora mismo estás preparando a tus alumnos para el futuro con el que se encontrarán una vez que se gradúen. No importa si tienes que enseñar a alguien en su primer año de colegio o en el último año de carrera, lo importante deja de esperar a que llegue lo último en educación y ¡empezar a aprovechar la tecnología que tienes disponible ahora! Tus alumnos te lo agradecerán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí