La educación en México debe ser la base fundamental para erradicar la corrupción.

Tener que rogar la permanencia en un Tratado de Libre Comercio, cuando se tiene una vasta riqueza de recursos naturales para salir adelante, señaló el empresario Luis Reyes Larios.

En México, dijo, la educación es el menor problema, más bien es la solución a todos nuestros problemas, incluido al del Tratado de Libre Comercio con Canadá y Estados Unidos, que lo único que hacen es el aprovechamiento de nuestros recursos.

“México es un país más rico en recursos naturales y humanos que Estados Unidos, al grado que en un escenario donde no hubiese corrupción, deberíamos ser un país de primer mundo; pero nos ha afectado la corrupción, desgraciadamente éste mal también le ha pegado muy duro a la educación”, precisó.

LA EDUCACIÓN ES LA SOLUCIÓN A TODOS LOS PROBLEMAS EN MÉXICO

 

El gran aporte en México

Reyes Larios aseguró que un gran aporte al desarrollo de México en los últimos 20 años ha sido y sigue siendo la educación privada accesible para las familias. Gracias a ello empresas nacionales e internacionales tiene en sus puestos directivos y gerenciales a mexicanos, de lo contrario se seguiría con el estigma de la década de los 80´s de traer profesionistas de otros países a cubrir esas vacantes.

“Es una realidad lo que ha crecido el país industrialmente a través del grupo Monterrey. En todos los lugares donde se le ha permitido crecer; yo creo que lo menos problemático o la solución más grande sigue siendo la educación, mientras el pueblo luchemos por tener una buena educación a pesar de ser una responsabilidad del Gobierno, estaremos en condiciones de seguir siendo competitivos”, detalló.

El empresario reconoció la ardua labor que la sociedad ha hecho en materia educativa al aportar cuotas para su sostén, pago de impuestos y devengar salario de maestros, aún y con problemas de crisis política, económica, social y de seguridad que enfrenta.

“Mi reconocimiento al pueblo que ha pagado su propia educación superior y la situación de crecer como país y no me queda duda que en el Tratado de Libre Comercio no tendríamos por qué rogar que nos acepten, cuando las condiciones las debemos poner nosotros, porque los recursos que se llevan de nuestro país no los tienen ellos”, concluyó.

Gever: “La educación va por modas pasajeras”