Sigue estas recomendaciones para prevenir el bullying en tu salón de clases.

Nos referimos a acoso escolar cuando hablamos de situaciones basadas en la “desigualdad” entre el agresor y la víctima. En la que se establece una relación dominio-sumisión y podemos describirlo como: acciones, o conductas donde uno o más alumnos insultan, difaman, amenazan, chantajean, difunden rumores, pegan, roban, rompen cosas, ignoran o aíslan a otros de manera sistemática y prolongada en el tiempo. Estos actos producen en quien los sufre sentimientos de indefensión e inferioridad.

Es nuestro deber ayudar tanto a las víctimas como a los victimarios. El “bullying” o acoso escolar constituye una forma de agresión. Tanto verbal, física o escrita que genera un daño en otro individuo. Por ello es necesario fomentar la autoestima de nuestros estudiantes.

Desafío para maestros y padres

Desgraciadamente está presente tanto en el aula como el patio de recreo. También en las redes sociales y otros ámbitos externos a las instituciones. Se trata de una situación que puede traer graves consecuencias psicológicas y físicas. Tanto en las víctimas como en los que incurren en este tipo de abusos.

Esta problemática que sin duda supone un desafío para padres, docentes y educadores, ya que a menudo puede escaparse de los ojos de incluso el más observador y parecer una lucha imposible de ganar.

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí