El sistema educativo mexicano afronta el reto ante la contingencia del COVID-19 

Sin dar a conocer aún las posibles fechas referenciales de regreso a clases presenciales, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, planteó que el enfoque pedagógico que pervivirá hacia el futuro será un modelo híbrido. Estará presente tanto la educación a distancia como la presencial, de acuerdo a las necesidades de cada uno de los sistemas educativos estatales.

Durante la XLIX Reunión Ordinaria del Consejo Nacional de Autoridades Educativas (CONAEDU), llevada a cabo de manera virtual, destacó que en el nuevo modelo híbrido el magisterio nacional no es sustituible.

El secretario de Educación también recordó a los secretarios estatales las nueve medidas que se aplicarán para asegurar el bienestar de la comunidad escolar en su regreso a clases presenciales. Todo ello siempre y cuando el semáforo epidemiológico este en verde, y en función de la evolución de la pandemia en cada entidad federativa.

Se trata de la activación de los Comités Participativos de Salud Escolar, el acceso a agua y jabón en las escuelas; el cuidado de maestras y maestros, particularmente los que están en grupos de riesgo, el uso general y adecuado de cubrebocas, en todos los planteles; la sana distancia en las entradas y salidas a los centros escolares y a los recreos, que deben ser escalonados, y la asistencia alternada a la escuela.

Asimismo, la necesidad de maximizar el uso de los espacios abiertos; la suspensión de cualquier tipo de ceremonias que generen congregaciones en la escuela; el establecimiento de la detección temprana, donde con un solo enfermo en la escuela, ésta se cerrará por 15 días; y el apoyo socioemocional para docentes y estudiantes.

Parece que poco a poco la SEP va perfilando cómo será el regreso a clases tanto para maestros como para alumnos. Aunque será el próximo lunes cuando se presentará el modelo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí