Según Linkedin, 46% de los trabajadores considera que es fundamental mantener una buena relación con su entorno laboral.

La diferencia de trabajar en un entorno en el que no existe buena relación entre compañeros e ir a otra donde el clima de trabajo es realmente cordial. Pese a que algunos profesionales dicen no estar para hacer amistades, un reciente estudio de LinkedIn reveló que mantener buenas relaciones causa un clima de felicidad. 

En alguna oportunidad nos habrá tocado tener que convivir con un compañero de trabajo altamente tóxico. Esta toxicidad se puede reflejar de muchas maneras, en gritos, insultos, malos tratos, trampas o mentiras. Muchas son las muestran que reflejan que una persona es altamente tóxica y que además es muy dañina en una relación, así sea una simple relación laboral.

En algunas oportunidades es posible que estos compañeros sean cambiados de sus puestos de trabajo pero lamentablemente también existe la posibilidad de que estos tóxicos compañeros no sean cambiados y tengamos que lidiar con ellos. A continuación  estas son algunos consejos que te servirán para hacer más llevadera tu relación con tu entorno de trabajo.

¿COMO CREAR UN BUEN ENTORNO DE TRABAJO?

Consejos

No trates de cambiar a la persona tóxica

Intentamos muchas veces  cambiar a las personas tóxicas pero lamentablemente las personas así solo cambian si ellos tienen el deseo de cambiar, de lo contrario, no importa lo que hagas, esa persona seguirá siendo igual.

Terminaremos frustrados y más molestos por la actitud de esa persona. Por lo tanto lo mejor es no tratar de cambiar a esa persona y continuar con la relación de trabajo.

No respondas de la misma manera que ellos

Queremos a veces responderles de la misma manera pero esto solo empeorará las cosas dentro de nuestro entorno  y no solamente lo empeorará para ti sino para todos los compañeros con los que te debes desenvolver.

Tampoco es ser una persona sumisa y aguantar todo lo malo de la persona tóxica, en realidad lo que se recomienda es que no caiga en su mismo nivel de toxicidad y proceda a dejarlo a un lado con sus ofensas y todo su daño.

Ten un gesto positivo con esa persona

Las personas que resultan ser tóxicas en su trabajo portan esta conducta debido a que están pasando por problemas en sus hogares o en otras facetas de su vida. Darle un gesto de cariño como puede ser llevarle el café o llevarle un dulce puede causar un impacto tremendo en la vida de esa persona y puede provocar de esta forma un cambio en su comportamiento.

Explícale que te molesta de su actitud

La pasividad no es buena en ningún tipo de relación y es por ello que no es recomendable callar y no expresar lo que está mal dentro de la relación laboral con una persona tóxica. Sin embargo, en el momento de explicarle esto al compañero tóxico es necesario que estés calmado puesto que no ganarás nada si estás alterado y no resultas objetivo en tus reclamos.

Aunque no se crea, muchas veces las personas tóxicas no saben que lo son puesto que creen que su comportamiento es algo normal. Al explicarle que su comportamiento es molesto y provoca incomodidad en el centro de trabajo la persona tóxica sabrá que está haciendo mal y que debe de corregir su actitud.

Para tener buenas relaciones laborales

Conocer a tus compañeros.

Dedica un tiempo para conocer a las personas que trabajan contigo, así podrás encontrar intereses en común a partir de los cuales entablar conversaciones e incluso una buena relación. Recuerda que siempre sobra tiempo para un café.

Escuchar.

Si tus compañeros sienten que estás dispuesto a escuchar lo que tienen para decir e incluso valoras sus opiniones, no tardarás demasiado en ganarte su respeto. Además, intenta participar en las conversaciones de trabajo pero siempre desde una postura de respeto.

Ser simpático.

Parece tonto, pero a en ocasiones los profesionales están tan atareados que olvidan sonreír, lo que podría llegar a enviar un mensaje equivocado al resto. Tres cosas que nunca debes olvidar: conocer el nombre de tus colegas, decir buenos días y buenas noches cada jornada de trabajo.

Evitar ser parte del chismerío.

Ser parte de esta clase de conversaciones es la manera más sencilla de ganarte la desconfianza de tus compañeros. Por ello, en la medida de lo posible debes evitar rodearte de los trabajadores que dedican su jornada a esta clase de comentarios.

Ser agradecido.

En toda oficina habrá trabajadores dispuestos a ofrecerte una mano cuando la necesites; no obstante, una vez te ayuden no olvides ser agradecido. A toda persona le gusta sentirse apreciada, además esta clase de detalles servirán para ganarte el cariño de quienes te rodean.

Ofrecer tu ayuda.

Para muchos significa intromisión, mientras que otros se mostrarán agradecidos de recibir una mano cuando están atareados. Cada vez que consideres que alguien podría necesitar tu ayuda no dudes en ofrecerla, eso sí, procura hacerlo en voz baja para no dejar a tu compañero expuesto ante el resto.

Participar de los eventos de la escuela

Existen algunas costumbres como por ejemplo reunirse una vez a la semana, entre otras. Pese a que puedas no sentirte del todo cómodo, si quieres entablar buenas relaciones con tus compañeros será fundamental que participes.