Docentes de escuelas primarias, secundarias, jardines de niños y personal administrativo de varios municipios han abandonado las aulas por el temor de ser atacados.

En Atlixtac, la crisis de inseguridad que se vive ha sido tal que las carreteras están casi vacías, más las que conectan con la cabecera municipal de Tlapa, debido a la ola de asaltos, asesinatos y robo de autos que se han registrado en los últimos días y ante la indiferencia gubernamental que no mantiene retenes de vigilancia en la zona.

Familiares de los estudiantes señalaron que los maestros desde el pasado 19 de septiembre han dejado de acudir a la comunidad a dar clases, por los mensajes intimidatorios que circulan en redes sociales son claros para los docentes de primaria, secundaria y las maestras de preescolar.

Habitantes señalaron que este problema no es solo del municipio de Atlixtac, sino también de Zitlala, Chilapa, Zapotitlán, entre otros de la región de La Montaña. [adsense]

LA INSEGURIDAD VACÍA LAS AULAS

 

Asimismo, en el municipio de Chilapa, pese a haberse anunciado el regreso a clases el pasado jueves sólo dos planteles abrieron sus puertas, esto con resguardo militar y  el resto de las escuelas permanecen cerradas.

Maestros de las zonas rurales de Chilapa aseguraron que no regresarán a clases ante el temor que aún se vive por los últimos hechos de violencia y por las amenazas directas hacia el sector educativo.

Información sobre salarios pone en riesgo a los maestros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí