Castigar correctamente es educar, pero hay que saber cómo hacerlo.

Castigar correctamente, como maestros, es algo que debemos saber hacer. Hacerlo con mesura es básico. Las dificultades en su comportamiento del alumno pueden surgir por la falta de límites en la crianza en el hogar por parte de sus padres. La indisciplina, el desafío a la autoridad y el acoso, entre otros problemas de conducta, pueden presentarse por más de un alumno en la clase.

Debemos entender que los niños pueden tener indisciplina porque su ser está en construcción, son como nosotros, aprendices. Por lo que tienen y deben tener la posibilidad de equivocarse, y se les deben poner límites.

Pero como maestros, debemos aprender a corregir a los alumnos indisciplinados. Con esta misma intención te dejamos un vídeo donde se muestra los correctivos idóneos, en su momento y personalizados para cada caso.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí