¿Sabías que los niños piensan como científicos?

Varios estudios confirman que su forma de razonar, de experimentar de elaborar hipótesis y su comprobación se parece mucho a la de los investigadores. Gracias a esto, y a la curiosidad por descubrir el mundo, los experimentos les encantan.

No necesitas muchos instrumentos o materiales complicados para llevarlos a cabo, algunos elementos de uso cotidiano permiten realizar pruebas que sorprenden y desafían la intuición de los más pequeños. Además, estimulan su desarrollo cognitivo y despiertan aún una mayor curiosidad por incorporar conocimientos nuevos.

A continuación te compartimos unos experimentos que les encantarán a tus alumnos:

Último

1. Arcoiris líquido

Esta es una actividad ideal para niños entre 6 y 9 años. Aquí vas a necesitar: colorantes, miel, jabón, aceite y alcohol. El resultado final de las mezclas luce con los siete colores del arco iris. Tus alumnos no dejarán de mirarlo.

Último

Consulta más técnicas pedagógicas interesantes aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí