Se está estudiando la posibilidad como medida para proteger a las y los alumnos, así como al personal docente.

Derivado de la crisis sanitaria en México por el COVID-19,  la Secretaría de Educación Pública (SEP) explicó que hasta que no se garantice la salud de las niñas, niños, maestras y maestros, no se regresará a clases. 

“Todos sabemos que la salud es el bien más preciado. El sector educativo tiene que ser muy responsable para cuidar la salud de nuestras niñas y niños, pero también las de las maestras y los maestros, porque la comunidad educativa es muy amplia y los niños, al regresar a sus casas, contagiaban a sus abuelos, madres y padres”, aseguró el secretario federal.

Para no perder el ciclo escolar, la SEP implementó un plan metodológico de enseñanza a distancia, basado fundamentalmente en los libros de texto gratuitos. También se reforzó con distintas herramientas digitales y tecnologías de la comunicación (TIC).

La tecnología llegó para quedarse

“Primero pensamos en un método que fuera equitativo, en el que todas las niñas y los niños pudieran continuar su aprendizaje. Entonces, el eje alrededor del cual se trabaja es algo que todos los niños tienen y es el libro de texto gratuito”, explicó Esteban Barragán Moctezuma, Secretario de Educación Pública.

El siguiente paso de la estrategia era el reforzamiento a través de la televisión, debido a la alta penetración en la sociedad mexicana pues “alrededor del 93% de las familias tienen televisión”.

“Otra es la radio, sobre todo para zonas indígenas. Estamos transmitiendo en 15 diferentes idiomas indígenas para que podamos llegar lo más lejos posible en comunidades que están muy apartadas”, explicó. “Y el otro es internet. Según las cifras, entre el 25% y 35% de las familias lo teníanpero nos sorprendió que en las cifras que hemos logrado recopilar alrededor del 60% de los estudiantes están estudiando en línea”, dijo. Además, se implementaron los teléfonos inteligentes como herramienta de estudio en los niveles básicos.

También reconoció la labor de los profesores en las comunidades más marginadas de México. Con su esfuerzo y perseverancia se garantiza la educación de las y los niños en condiciones adversas.

Con este tipo de actos y con la convivencia obligada dentro de los hogares, Esteban Barragán Moctezuma señaló que las familias están poniendo en valor el quehacer de las y los maestros. Sobre todo, después de las numerosas campañas de desprestigio que han sufrido.

Respecto al aprovechamiento, Moctezuma Barragán explicó que aplicaran evaluaciones no punitivas. Esto para medir la efectividad de la educación a distancia implementada en México.

“Vamos a hacer una evaluación, regresando a clases, para ver en qué estado se encuentra el aprendizaje de las niñas y de los niños. Se le va a dar una guía a las maestras y a los maestros para que conozcan el avance de sus alumnos personalizado”, adelantó.

“Lo que sí sabemos es que estas herramientas llegaron para quedarse”, dijo cuando explicó que esperan poder seguir generando contenidos educativos especializados y de calidad para los estudiantes de la república.

Coordinación con la Secretaría de Salud

También dijo que sostendrá una junta con Jorge Alcocer, titular de la Secretaría de Salud, para delimitar los protocolos de regreso a clase. Así se asentarán las medidas básicas de bioseguridad en las instalaciones de impartición de clases: agua potable, filtros de entrada, insumos de protección para el personal docente, uso obligatorio de cubrebocas, etc.

Lo que ya adelantó es que se esperan al menos dos filtros de bioseguridad. El primero será en la casa del alumno. Se espera que los padres no los manden a la escuela en caso de que presenten síntomas similares a COVID-19. El segundo será en la entrada de las escuelas. Allí se les tomará la temperatura y se hará una revisión antes de ingresar. En caso de que se detecte la sintomatología, la niña o niño sera regresado a su casa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí