¿Te ha tocado presenciar peleas entre tus alumnos?

¿Te ha tocado ver a tus alumnos pelearse? Todo tiene límites y debemos ponerlos. Este es un tema bastante delicado para nosotros. Pero debemos enseñar a nuestros alumnos a usar otra forma de mostrar su enfado.

Nuestra tarea es identificar las causas que motivan la agresividad infantil. Para después poder atajar el problema.

Recuerda que los niños aprenden por imitación. Si en el hogar muchas situaciones se resuelven con cierta violencia, el niño aprenderá de esas malas actitudes.

Además, las dificultades de comunicación o los retrasos del lenguaje, favorecen estos malos comportamientos. Así como la exposición a escenas violentas aumenta la agresividad de los niños. La televisión, internet y videojuegos violentos afectan a los niños. Hay que limitar el acceso a estas dependiendo de la edad. Hay un tiempo para todo.

También los pequeños que toleran poco las frustraciones o están sometidos al estrés suelen ser más agresivos. Hay padres de familia que fomentan mucho el estrés en los pequeños, debemos informarles que es sumamente perjudicial.

EVITA QUE TUS ALUMNOS AGREDAN A OTROS NIÑOS

Necesitamos tener habilidades para resolver situaciones conflictivas de manera adecuada. Lamentablemente, muchos padres de familia le dicen a sus hijos que no se dejen ante nadie. Que se defiendan para que no abusen de ellos. Pero todo tiene un límite, ¿no creen?.

Con estos tips seguramente podrás lidiar un poco con este problema:

1. Nosotros somos el mejor ejemplo:

Si, compañero, el ejemplo eres tú. Los niños aprenden por imitación, y deben de ver en nosotros un modelo. Seguramente en casa las reglas cambian, pero podemos dar lo mejor de nosotros para que ellos no sean tan conflictivos.

2. Expliquemos el daño que le hacen estas actitudes:

Las conductas violentas como arañar o pegar son inadecuadas y tienen consecuencias negativas que dañan a los otros niños, inclusive a ellos.

3. Evitar la violencia:

Por lo tanto, debemos evitar que vean programas y películas donde presencien escenas violentas. Los niños no distinguen entre la realidad y la ficción y tratarán de reproducir esas situaciones en su vida real.

EVITA QUE TUS ALUMNOS AGREDAN A OTROS NIÑOS

4. Darle solución a los problemas de manera adecuada:

¡Si se puede dar solución a los problemas!, no es cosa del otro mundo, podemos enseñar  a nuestros niños a hablar, a decir lo que sienten. Y lo más importante a pedir perdón. Puedes hacer varias dinámicas con tus alumnos en un rato libre, el recreo nos parece una excelente opción.

5. No premiar la violencia

Para empezar, este es un tema un poco complicado, pero puedes tratarlo exitosamente. Algunos padres “premian” el comportamiento agresivo de sus hijos. Debemos hacerles entender que eso no está bien, te recomendamos que hagas algunas actividades con los padres, para que vean que esas actitudes no llevan a nada bueno.

6. Premiar los buenos comportamientos:

Si nuestros niños están resolviendo sus problemas de una manera adecuada debemos felicitarlos. Ellos son muy pequeños para saber lo que está bien y lo que está mal, si los felicitamos con frases positivas podemos motivarlos a ser mejores cada día.

7. Tomar medidas a los problemas:

Cuando nuestro alumno agreda a otro niño, debemos tomar medidas inmediatas. Por lo tanto, debemos reprobar ese comportamiento negativo, y forzar a la reflexión. Recuerda que los padres de familia deben estar enterados para que ellos también tomen las medidas necesarias.

8. Si todo lo anterior no funciona:

Si los niños continúan con una conducta agresiva, será necesario informarle a los padres de familia y pedir ayuda especializada. Además si tomamos estas medidas podemos evitar problemas más graves en las aulas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre aquí